сряда, 1 април 2009 г.

Abuso en el Consumo de Alcohol

El abuso en el consumo de alcohol es una de las principales causas de muertes prevenibles asociadas con violencia y accidentes automotrices. El consumo excesivo de alcohol afecta las relaciones personales y puede afectar la habilidad de una persona de mantener un empleo. Además, el consumo excesivo de alcohol puede ocasionar graves problemas de salud, incluyendo daño al hígado y al cerebro. El ejemplar del 3 de mayo de 2006 de JAMA incluye un artículo acerca de los tratamientos para la dependencia del alcohol. Esta Página para Pacientes se basa en una publicada previamente en el ejemplar del 6 de abril de 2005 de JAMA.
El abuso en el consumo del alcohol es un patrón de consumo de bebidas alcohólicas acompañado por uno o más de estos problemas: (1) inhabilidad de cumplir responsabilidades importantes relacionadas con el trabajo, la escuela o el hogar debido a la bebida; (2) beber en situaciones que son físicamente peligrosas, como por ejemplo al conducir un auto u operar maquinaria; (3) problemas legales recurrentes relacionados con el alcohol, tales como ser arrestado por manejar en estado de ebriedad o por ocasionar lesiones físicas a una persona mientras se está ebrio; y (4) tener problemas sociales o de relaciones ocasionados o empeorados por los efectos del alcohol.
El alcoholismo (la dependencia del alcohol) es un patrón más severo de consumo de bebidas embriagantes que incluye los problemas del abuso en el consumo de alcohol, además de un consumo persistente de bebidas embriagantes a pesar de los problemas físicos, mentales y sociales obvios ocasionados por el alcohol. Típicamente también se observa (1) pérdida de control: no poder dejar de beber una vez que se empieza; (2) síntomas de abstinencia (síntomas relacionados con dejar de beber, tales como náuseas, sudoración, temblores y ansiedad); y (3) tolerancia (necesitar cada vez mayores cantidades de alcohol para sentirse embriagado).

Няма коментари:

Публикуване на коментар